La ortodoncia, a gusto de todos

En la actualidad, con los últimos avances tecnológicos, podemos tratar la ortodoncia de diferentes formas y para todos los gustos. Principalmente se resumen en dos: la removible y la fija.

  • Removible: Son las que llamamos comúnmente “de quita y pon”, generalmente se usa durante el crecimiento de un niño con el fin de corregir anomalías funcionales, esqueléticas o hábitos en desarrollo.
  • Fija: Es una ortodoncia formada por la combinación de brackets, elementos metálicos o cerámicos pegados sobre los dientes y los arcos de metal que los atraviesan.

Además, ahora, se puede elegir entre la ortodoncia convencional y clásica o la “invisible”, mucho más sofisticada y demandada por adultos por su función estética más imperceptible que la convencional y con los mismos resultados. A continuación enumeramos cuáles son las técnicas más atractivas por ser las más desapercibidas:

  • Los brackets de cerámica. Translúcidos o transparentes se pegan a la superficie exterior de los dientes y toman su color, por lo que apenas se notan. No contienen metal visible, aunque los arcos de alambre que los unen son metálicos. Tampoco interfieren en el habla y el tiempo de acomodación es corto.
  • Invisaling. Es una técnica basada en alineadores dentales totalmente transparentes, de “quita y pon”, que permiten de manera progresiva colocar las piezas dentales en la posición deseada.
  • La ortondoncia lingual. Se trata de aparatos que se fijan a los dientes por su cara interna, de manera que están ocultos. Como parte de este tipo de ortodoncia se halla el sistema Incógnito, de última generación, que supone un gran avance en el campo de la ortodoncia invisible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>