Hipersensibilidad de la dentina: cómo prevenirla

En esta época de calor y altas temperaturas nuestra dieta es más variada, incluyendo alimentos muy fríos como los helados. Esto puede ocasionar en nuestros dientes un intenso dolor momentáneo debido a la sensibilidad dental o lo que es lo mismo: hipersensibilidad de la dentina o de la raíz.

Este dolor se presenta cuando ingerimos alimentos o bebidas calientes, frías, muy ácidas o con excesivo azúcar. También cuando respiramos aire muy frío, cuando tenemos caries o algún diente roto. El cepillarse excesivamente o la utilización de cremas abrasivas como las blanqueantes puede dañar además el esmalte de los dientes.

En condiciones normales, la dentina, que es la capa que rodea el nervio, se encuentra cubierta por el esmalte. Este se hace más fino con el paso del tiempo, proporcionando así menos protección. Las encías pueden también retraerse. La dentina tiene poros o conductos que comunican la parte exterior del diente con el nervio y cuando esta no protege la entrada de dichos conductos, los cambios de temperatura llegan al nervio y causando la sensibilidad dental.

Podemos prevenir este tipo de dolencias cuidando nuestra salud e higiene oral y evitando así la retracción de la encía. Podemos hacerlo mediante un cepillado correcto, el uso de hilo dental, de una crema dental poco abrasiva y una dieta poco ácida. Ignorar el dolor dental provoca un mal cepillado y con ello la aparición de caries y otras enfermedades.

La mejor manera de prevenirlo es acudir a un profesional que pueda identificar las causas del problema y poder asesorar y aconsejar un buen tratamiento para una pronta recuperación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>