cepillo

Cambiar el cepillo de dientes, una cuestión de salud

Los pequeños gestos diarios son los que nos ayudan a cuidar la salud de nuestra boca. El cepillado después de cada comida es la opción más efectiva para luchar contra la acumulación de placa bacteriana. Pero para que esta acción sea eficaz, debemos contar con un instrumento en perfectas condiciones. ¿Qué ocurre cuando el cepillo está desgastado?

Las cerdas de los cepillos de dientes sufren un desgaste irregular. Cuando ya no están en perfectas condiciones, el instrumento pierde efectividad para eliminar los cúmulos de bacterias de zonas de la boca de acceso complicado.

Lo ideal es cambiar de cepillo cada tres meses, no solo por una cuestión de desgaste de las cerdas, también de salud. Los cepillos que no se mantienen correctamente acaban siendo una fuente de bacterias, debido a que es un instrumento que está en constante uso y que muchas veces está húmedo.

En conclusión, un cepillo gastado es un verdadero riesgo para la salud de nuestra boca. Además de perder fuerza en la lucha contra la placa (responsable de enfermedades como la caries), también puede provocar la aparición de infecciones e inflamaciones, como consecuencia de la acumulación de bacterias.

¿Necesitas más información? Ponte en contacto con nosotros en el teléfono 916 908 693 o a través del correo electrónico: info@aradental.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>