131736653

Blanqueamiento dental: el uso del peróxido

Las caries, el tabaco y el paso del tiempo son solo algunos de los factores que facilitan la decoloración de nuestros dientes, que abandonan el blanco natural para oscurecerse y empeorar nuestra estética bucal. Actualmente, existen numerosos productos para prevenir esta alteración del color tanto en farmacias como supermercados, sin embargo, muchos no son adecuados y por eso recomendamos siempre asistir a un especialista para llevar a cabo un correcto blanqueamiento dental.

Generalmente, todos estos productos contienen peróxido de hidrógeno y peróxido de carbamida, dos productos químicos que actúan como blanqueadores dependiendo de su nivel de concentración. El peróxido de hidrógeno contiene hidrógeno y oxígeno mientras que el de carbamida está compuesto por peróxido de hidrógeno y urea.

Estos dos productos son los más utilizados por profesionales y dentistas a la hora de proceder a un blanqueamiento bucal, ya que sus efectos son eficaces y duraderos, mostrando un resultado satisfactorio meses después de su aplicación.

El peróxido de hidrógeno tiene un poder blanqueador mayor que el de carbamida pero puede provocar la irritación de encías muy sensibles. Por lo tanto, dependiendo de cada usuario, se procederá al tratamiento más completo y personalizado.

Si realmente quieres optar por un tratamiento de blanqueamiento de dientes te recomendamos que acudas a nuestros centros para que el especialista dental te informe de los posibles riesgos que puede haber y explique unas pautas de cuidados tras el procedimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>