10 tips para un buen cepillado (II)

6. Usa correctamente el hilo dental: Corta un trozo de hilo, aproximadamente de 30 centímetros de largo, y enrolla parte del mismo alrededor del dedo anular. Sostén el hilo tirante entre los dedos pulgares e índices y deslízalo suavemente arriba y abajo entre los dientes. No debemos forzar el hilo, ya que puede dañar fácilmente el tejido gingival. Es importante utilizar secciones de hilo limpio a medida que avanzamos entre diente y diente. Si las encías sangran un poco al hacerlo, la sangre irá desapareciendo con el tiempo cuando sean más saludables.

7. Limpia el cepillo: Cada vez que terminas de lavarte los dientes, debes lavar también el cepillo para evitar que los gérmenes no se queden ahí y los vuelvas a introducir en la boca. Asegúrate también de cambiarlo cada 2 o 3 meses.

8. No empieces siempre por el mismo lugar: Aunque tendemos a empezar siempre por el mismo lado por cuestión de costumbre o comodidad, es importante cambiar el lugar por el que empiezas tu lavado: es posible que no pongas tanto empeño en la última zona.

9. La limpieza debe ser completa: Debes asegurarte de que tu cepillo es el ideal para entrar en tu boca y limpiar con facilidad todos los lugares. No te olvides de limpiar las partes internas de los dientes.

10. Dedícale tiempo: Para eliminar la placa de forma efectiva necesitas cepillarte dos minutos con movimientos circulares y de arriba hacia abajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>